Archive | Té RSS feed for this section

Queque de Chai Masala

5 Jul

Uno de mis programas favoritos es The Great Baking Show. Se trata de un grupo de personas, asiduas a la pastelería en casa, que concursan por ver quién es el/la mejor, mientras debe superar tres desafíos semanales. Es una inspiración verles cocinar pasteles, tortas y panes, todo desde los ingredientes base, nada precocinado. Una de las ganadoras del concurso es Chetna Makan, quien ha editado ya dos libros de cocina (ya tengo uno, el otro está por salir al mercado).

Del primer libro “The Cardamom Trail” saqué esta receta, que tuve que adaptar un poquito porque… porque soy cocinera y ya sabemos que las cocineras sólo usamos las recetas para inspirarnos. Quedó un queque esponjoso y con un sabor súper especiado, suficientemente dulce para no morir de coma diabético. Aquí va la receta.

Ingredientes:

  • 3 bolsas de té negro (usé té negro con naranja)
  • 100 ml de agua a punto de ebullición
  • 200 gr de mantequilla sin sal (temperatura ambiente, o definitivamente ablandada)
  • 200 gr de azúcar rubia (usé 100 gr porque siempre le pongo la mitad, o menos de lo que indican las recetas. Vea el post anterior si quiere entender las razones)
  • 200 gr de harina con plovos de hornear (yo no compro esa, así que le puse harina sin polvos)
  • 1 cucharadita de polvos de hornear (yo le puse 2, por razones obvias)
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1/2 cucharadita de clavo de olor molido
  • 4 huevos grandes

Preparación:

Enmantequillar un molde de 25 cm de diámetro y precalentar el horno a 180° C (350°F u horno medio). Infusionar las bolsitas de té por 10 minutos (sí, así tanto, aunque le duela a la catadora de té que llevo dentro). Batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que se forme una pasta (punto pomada). Agregar los huevos, de a uno, y seguir batiendo. Agregar el té infusionado (bote las bolsitas). Mezclados los líquidos toca comenzar a incorporar los secos. Junte y mezcle bien harina, polvos y especias y agregue de a cucharadas a la mezcla húmeda mientras va batiendo. Vaciar al molde y hornear por 20 a 30 minutos (eso depende de cada horno).

Cobertura:

La receta original dice que hay que cubrir con 150 ml de crema batida con 1 cucharada de azúcar. Yo hice una cobertura con jugo de 1/2 naranja y azúcar flor (unos 150 gr).

 

Advertisements

Té helado con ginger ale

4 Nov

Homemade fermented Ginger AleNo soy muy fanática de las bebidas de fantasía (aunque de vez en cuando una coca light hace el truco). Sin embargo la ginger ale o cualquier bebida con jengibre me encanta! Y si además la combinamos con té, es simplemente maravilloso.

Para esta receta necesitamos infusionar 4 cucharaditas de té negro con jengibre por unos 3 o 5 minutos. Ya listo el té, agregar media taza de jugo de limón, 1 cucharadita de extracto de vainilla y otra de extracto de almendras, y 1 litro de agua purificada fría. Al servir, agregar 1 litro de ginger ale. Servir en vasos altos escarchados y con cubitos de hielo.

Enhanced by Zemanta

Frutilla colada

14 Oct
Strawberry margarita

Un trago perfecto para el happy hour casero.

Ingredientes (4 personas):

700 ml de té Berry Nice, 100ml de ron dorado, 6 frutillas, frutillas para decorar.

Preparar la infusión de té Berry Nice (2 minutos). Una vez fría, batir con el ron, las frutillas y hielo picado. Verter sin colar en un vaso alto escarchado y decorar con frutillas.

Si te lo tomas mirando el atardecer desde la terraza, mejor aún 😉

Enhanced by Zemanta

Batido de Orange Blood

13 Oct
Slices of Blood Oranges

Image via Wikipedia

Ingredientes: Té Orange Blood,agua purificada (o mineral sin gas), leche, hielo

Infusionar el té Orange Blood por 4 minutos (para 1 litro de preparación usar 5 medidas de té ) en 200 ml (la taza de toda la vida) de agua caliente, filtrar y dejar enfriar. Mezclar en partes iguales el agua y la leche (medio litro de cada una). Agregar el té infusionado a la mezcla de leche y agua, y añadir cubitos de hielo. El azúcar es opcional.

Si lo preparas por la mañana, puede ser una buena forma de acompañar el desayuno.

Enhanced by Zemanta

Té para la lluvia de primavera

12 Oct
I've pretty much given up coffee. And there's ...

Image via Wikipedia

Esta primavera parece que se viene lluviosa y con días de temperaturas algo más bajas, así que se me ocurrió compartir esta receta de té que me encanta, para estos días de chubascos y granizos locos.

Ingredientes: Té con jengibre, miel y leche.

Se infusiona el té por 3 ó 4 minutos, se le agrega miel para endulzar y un chorrito de leche. Es increíblemente reconfortante.

Enhanced by Zemanta

Vodka, té y miel

6 Oct
Martini

Image by cowfish via Flickr

Hace unos meses estuvo en Chile Björn Olsson (podría ser más sueco?), embajador mundial de Absolut (ja! Si parece que ahora la geografía política se organiza sobre la base del consumo transnacional), y se dedicó a hacer unos cursillos de coctelería. De ahí esta receta: Absolut 100 Miel.

  • 1 parte de Absolut 100 (que puede ser cualquier vodka sin saborizante)
  • 3 partes de té negro tibio
  • 1 chorrito de jugo de limón
  • Miel líquida

Agitar en una coctelera con hielo, colar en un vaso de cóctel escarchado (tipo martini) y adornar con chocolate rallado.

Enhanced by Zemanta

Tomar té frío

4 Oct
Iced Tea

Image by jamieca via Flickr

Ya se acerca el verano y esos días de calor intenso tan típicos de la zona central de Chile. Una forma sana y rica de refrescarse es tomando té bien frío. Una recomendación sencilla es simplemente probar tu té favorito con hielo, cargando un poco más la infusión y añadiendo directamente al hielo. Lo mejor es que, si quieren cuidar las calorías, pueden usar miel o endulzante (yo uso stevia y queda súper).

Si la idea es hacer un litro de té frío, recomiendo infusionar 3 cucharaditas de té en una taza de agua caliente (el tiempo de infusión dependerá del tipo de té), filtrarlo y mezclar con azúcar, miel o endulzante a gusto (mientras está caliente) y luego agregar el resto del agua fría. Unos cubos de hielo y listo! Ah! Y hasta se puede guardar en el refrigerador por unos días (si queda, claro).

También es posible combinar el té para preparar bebidas con alcohol, cuestión menos sana y más calórica, pero igual de válida 😛 Por ejemplo, mezclar una parte de vodka sabor mandarina con té de caramelo, en un vaso largo heladito y con unas rodajas de naranja, les tinca?

Enhanced by Zemanta

La versatilidad del té ahumado: arroz con té

13 Oct
Lapsang Souchong Tea
Image via Wikipedia

Me gusta mucho el Lapsang Souchong (té ahumado o Russian Caravan Smokey), en invierno me salva de la depresión cuando los días son oscuros, fríos y lluviosos.  El otro día leí que se podía usar la infusión para preparar el arroz graneado, que le daba un toque ahumado al plato. Obviamente no me resistí y experimenté.

Sofreí el arroz como siempre (con un chorrito de aceite y un puñado de cebolla en cuadritos, esto último opcional. De hecho yo no agregué cebolla esta vez), y le agregué la mitad del agua en infusión de té ahumado. Agregué sal, puse a fuego lento sobre el tostador y voila! Arroz ahumado.

Me gustó el experimento 😀

Enhanced by Zemanta

Simplemente Chai

6 Jun
Chai Tea with Frothy Milk
Image by dumin via Flickr

Me gusta el té, me gusta mucho. Lo descubrí cuando me fui a vivir sola y compré cajas y cajas de té, con la fantasía de que me ayudarían a pasar un invierno solitario. No me acuerdo si fue tan solitario, pero si me acuerdo del té.

Aunque me gustan todos los tés negros (no soporto el rojo, el verde me da acidez y el blanco no lo he probado) hay algunos indispensables. Para el invierno es fundamental  un buen té ahumado. Yo generalmente tomo Twinings, pero otras marcas también salvan. En todo caso dejaremos éste para otro post.

Quiero hablar de otro must de invierno: el chai. Lo tomé por primera vez en Barcelona, en una tetería maravillosa que hay en el Barrio Gótico: Caj Chai. Se trata de una mezcla de especias indias que se puede tomar sola o con té. Allí lo preparan con té negro y lo sirven con un trocito  de jengibre confitado adornando el vaso, una delicia!!!

Puede comprarse en bolsitas, mezclado con té o las especias solas. Yo he probado los tres tipos, y hay que decir que muchas veces te venden cualquier cosa por chai. Lo mejor es comprar las especias solas. Habitualmente estas especias son jengibre, canela, clavo y semillas de cardamomo, pero existe una amplia variedad más. Y se prepara hirviendo las especias por 10 min y luego agregando el té, o mezclando especias y té (mi proporción es de diez de té por una de chai) y preparando la infusión como si fuera té normal. Antes de servir hay que gregar leche.

Pero también, y esta es la gracia de hablarles aquí del chai, se le puede agregar crema irlandesa, en vez de leche. Queda maravilloso!!! Especial para irse a dormir en un día frío, o para trabajar hasta tarde sin riesgo de perder la neurona pensante.

Reblog this post [with Zemanta]

Te de jengibre

4 May
Ginger
Image by FotoosVanRobin via Flickr

Hace un poco más de una semana estábamos ambas descansando de un día de compras, tomando té y comiendo brownies en Caj Chai de Barcelona. Yo pedí una bebida de jengibre y mi mujer pidió una de menta, que vino con unas bolitas de helado. Exquisitas ambas.

Luego volvimos a la casa y pensamos….bue….¿qué tan difícil puede ser hacer té de jengibre fresco?….nos lanzamos a google y, voila…recetas por toda la red. Lo que resulta común a casi todas es:

  1. Cortar y pelar un trozo de jengibre. Se corta de un tamaño similar a tu dedo pulgar para dos litros y se pela con algo no punzante (la parte de atrás de una cuchara, el reverso de un cuchillo, palitos chinos, etc).
  2. Cortar el jengibre en tajadas finas o de la forma más pequeña que puedas. Como el jengibre es fibroso, hay que facilitar su contacto con el agua.
  3. Lanzar el jengibre cortado a un recipiente con agua hirviendo. Acá hay gente que recomendaba seguir hirviendo a fuego muy lento por hasta 10 minutos y otros que recomendaban sólo dejarlo impregnar sin hervir.
  4. Colar y servir. Acá la recomendación para lograr todas las propiedades medicinales atribuidas al jengibre era de no agregarle azúcar. Ponerle miel si es que querían endulzar.

Antes habíamos aprendido que el jengibre fresco se podía mantener por bastante tiempo en buenas condiciones si se ponia en una bolsa de congelador en el freezer o en vodka.

Yo hice el té en una olla, hirviendo 5 minutos luego de agregado el jengibre y endulcé con miel y me quedó ¡espectacular!

Reblog this post [with Zemanta]