Archive | Sopas RSS feed for this section

Sopa de pimientos rojos y zanahorias

8 Jul
Zanahoria

Otra receta imperdible del libro de recetas de El Huerto. Necesitamos unas 4 zanahorias (de medianas a grandes), 2 pimientos rojos (medianos a grandes), una cebolla, caldo de verduras, media taza de jugo de naranja, eneldo y aceite de oliva. Se pelan las zanahorias y se cortan, se pela y corta la cebolla, y se pela y cortan los pimientos (sí, leyó bien, se pelan, aunque puede no hacerlo, pero luego le toca colar la sopa).

Se sofríen cebolla, zanahoria y pimientos en el aceite, con eneldo y sal,  y más tarde el jugo de naranja. Se deja cocinar por unos 5 minutos y luego se le agregan unas 6 tazas de caldo de verduras. Dejamos cocinar a fuego bajo unos 25 minutos. Sacamos del fuego y procesamos. Queda una sopa espesa, así es que si lo desea, bien puede adelgazarla con agua y volver a hervir.

Hemos pensado que la sopa es tan fresca que quizás podríamos tomarla fría, en una onda medio de gazpacho, con un buen chorro de aceite de oliva sobre cada plato. Pero hace mucho frío como para probarla así, todavía. Ya les contaremos.

Por otro lado, respecto del caldo, yo estoy usando unos fondos maravillosos marca NOMU, que encargué en Coquinaria. Son de muy buena calidad, pero siempre puede reemplazar por caldo de verdad o caldo en cubo (unos 4 cubos para un litro de agua).

Enhanced by Zemanta
Advertisements

Crema de zapallo y zanahoria (en dos versiones)

7 Jul
Mafalda con pluma

Este invierno el frío no ha dado tregua, y yo he decidido contra atacar con uno de mis platos favoritos: la sopa (cierto, cada día más lejos de la Mafalda que fui en mi tierna infancia, aunque a veces algo de aquel personaje se asoma). Me impuse entonces la tarea de buscar nuevas recetas de sopa, y encontré esta en el libro de El Huerto.

Versión 1: con curry.

Se trata de una sopa sencilla, rápida y sumamente rica. Necesitamos zapallo, zanahorias, puerros o cebollinos y curry (ojalá de verdad, uno que venden en pasta en el supermercado. En este caso: no al polvo :P). Se cortan los ingredientes en cubos (la zanahoria demora más que el zapallo en cocinar, así que sería bueno tomar en cuenta aquello a la hora de cortar los vegetales) y se lava y pica el cebollino (póngale la parte verde también, que así cunde más). Luego se sofríe en aceite  (yo prefiero de oliva, porque cuenta la leyenda que es más sano) el cebollino y se agrega una cucharadita colmada de curry en pasta (yo suelo usar el amarillo, pero hay rojo, y verde también). Luego agregamos el resto de las verduras cortadas y sofreímos otro poco (para que les toque curry). Agregamos agua, salpimentamos y dejamos que se cocine hasta que las zanahorias estén blandas. Se procesa la sopa y queda una crema maravillosa, especial para quitar el frío.

Versión 2: con jengibre.

Esta variación es exactamente igual a la anterior, sólo que reemplaza el curry por jengibre rallado (1 cucharadita colmada) y yo además, agrego galanga en pasta (media cucharadita), pero podría ser perfectamente sin galanga. Por lo demás el procedimiento es exactamente el mismo que en la receta anterior. Ahora, hay que recordar que el jengibre es más delicado en sabor, por lo que recomiendo dejar macerar esta versión de un día para otro, para que agarre fuerza.

 

Enhanced by Zemanta

Crema de berenjenas con queso brie

1 Apr

Me quedó guiso de berenjenas y ya estaba chata de comer lo mismo 3 días seguidos así que me puse creativa: crema de berenjenas.

El guiso es facilito: 2 berenjenas en cubos, 1 tomate pequeño en cubos, media cebolla en cubos, aceite de oliva, ajo y perejil, sal y pimienta. Se sofríe la cebolla en aceite de oliva (no trance, use oliva, si no necesita tanto, un par de cucharadas como mucho) con el ajo y perejil. Cuando la cebolla esté cristalina, agregue berenjenas y tomate (con pepas en este caso, necesitamos el jugo), sal y pimienta. En unos 15 o 20 minutos debería estar listo.

Para la crema (más fácil todavía): procesar el guiso con leche y agua (en proporciones a gusto), rectificar la sal y poner al fuego y apagar en cuanto hierva (sobre todo si se usa leche entera; no queremos que se nos corte la crema de la leche, pero necesitamos cocer el agua). Se sirve con unos trocitos de queso brie sobre la crema.

Fácil y bonito.