Archive by Author

Ensalada de sandía y queso feta

23 Jan
Greek Watermelon Salad with Feta Cheese and Olives

Esta parece ser una receta muy inglesa ( Jamie y Nigella la presentan en sus videos) y cuenta con que las sandias inglesas son desabridas. Aunque en Chile no son desabridas sino maas bien dulces, es posible disfrutar de esta mezcla poco usual de sabores.
Necesitamos un buen trozo de sandia, sin pepas y cortada en trozos no tan pequeños, una cebolla morada grande corte pluma, queso feta en cubos, aceitunas negras enteras y sin carozo, jugo de limón, aceite de oliva y sal.
Se macera la cebolla en el jugo de limón por 20 minutos mientras se juntan los demás ingredientes en una fuente grande. Se agrega lugo la cebolla y todo el jugo de limón, sazonar con aceite de oliva y sal (cuidado que el queso feta es salado).
Servir como entrada o acompañamiento, es fresca y sorprendentemente sabrosa.

Enhanced by Zemanta

10 Mitos sobre la comida que aún se creen y se circulan

7 Oct
Food

Image by catrina.dulay via Flickr

10 Stubborn Food Myths That Just Won’t Die, Debunked by Science. via Lifehacker

  1. No usar tablas de cortar de madera para carnes, sino de plástico. Viene de la idea que los cortes hechos por el cuchillo en la madera harían un sustrato especialmente fértil para la proliferación e impregnación de bacterias. Se supone que las tablas plásticas, aunque adolescen de la misma propiedad física, serían más fáciles de sanitizar con calor u otros métodos.
    • Se ha probado que las bacterias que penetran la madera se incorporan tan profundamente que sólo rompiendo la tabla se podría entrar en contacto con ellas. Si se contamina a propósito una tabla de madera y de plástico, se recupera más bacteria desde la última.
  2. Agregarle sal al agua le cambia el punto de ebullición, cocinando la comida más rápidamente. La concentración de sal en el agua haría que hirviera a más altas temperaturas.
    • Químicamente es correcto, pero la cantidad necesaria para hacer un cambio notable en el punto de ebullición haría que esa agua fuese demasiado salada como para usarla al cocinar.
  3. Las comidas bajas en grasas son mejores para la salud. La grasa debiese ser evitada en la dieta, ya que tiende a quedarse en nosotrxs, más que nada.
    • Sin grasa, nuestro cuerpo tiene dificultadas para absorber nutrientes. Además, la grasa participa facilitando la neurotransmisión y si no existe la suficiente, tendríamos alteraciones a nivel sináptico. Las buenas grasas, de hecho, pueden hasta ayudar a bajar de peso. (esta me gustó mucho)
  4. Los lácteos son la mejor alternativa para mantener huesos saludables. Son la mejor fuente de calcio, que ayuda a fortalecer los huesos.
    • Efectivamente los lácteos contienen calcio, pero también las hortalizas de hoja verde (brócoli, espárrago, repollo, cebollas), que tienen además vitamina K. El magnesio de las almendras, avena y papas también es importante para los huesos.
  5. Debemos tomar 8 vasos de agua al día. El agua, y no las bebidas azucaradas, es necesaria para hidratar nuestro cuerpo.
    • Esto no es una regla, depende del peso, las condiciones ambientales y el nivel de actividad. Lo que hace muy efectivamente es hacernos quebrar nuestras interminables horas al computador para ir a buscar agua como para ir al baño, lo que también es bueno.
  6. Como las comidas altas en sodio son malas, hay que evitar las cosas saladas. El sodio está relacionado con riesgos de hipertensión y afecciones cardíacas, por lo que la sal sería algo a evitar.
    • El sodio no siempre es perceptible y no necesariamente está asociado al sabor salado. Un muffin contiene tanto más sodio que los nuggets de pollo, por ejemplo.
  7. Las personas con problemas de colesterol debiesen evitar los huevos. Como los huevos contienen colesterol, no ingerirlos le hace bien a quien no quiere subir sus niveles.
    • No es necesario negarse los huevos. Contienen poca grasa saturada y nada de grasas trans. No comer huevos nos priva de muchos otros minerales y vitaminas que nos son provechosos.
  8. Sellar las carnes a altas temperaturas conserva sus jugos naturales. Aplicar muy altas temperaturas a la carne crearía una capa relativamente impermeable que impediría que salgan los jugos.
    • Esto nace de un experimento mal diseñado, donde se comparó la ternura y sabor de una carne hervida gradualmente y otra cocinada con golpes de calor. El sellar la carne no ha sido demostrado consistentemente como un método que genere mejores niveles de humedad en la carne cocinada.
  9. El aluminio en las herramientas de cocina y el papel de envolver está relacionado con Alzheimer. A partir de investigaciones de hace 40-50 años, que encontraron altos niveles de aluminio en los cerebros de pacientes de Alzheimer.
    • Luego del impacto inicial, no se ha podido establecer una relación funcional entre el aluminio ingerible por medio del contacto con herramientas de cocina. La mayoría de lxs expertxs cree que la ingesta de aluminio se procesa en los riñones y se excreta, sin riesgo para el organismo.
  10. Hay que evitar comer luego de las 8pm. Comer tarde dentro del día haría bastante más probable que no se consuma y que, por ende, se transforme en grasa.
    1. Es una sobregeneralización de estrategias de dieta. No existe una hora en la que el cuerpo cambie un switch y decida hacer grasa en vez de metabolizar los alimentos. Claro, puede que si  te comías una torta completa mirando una película a media noche y ahora no lo haces, que bajes de peso. Todos los cuerpos son distintos, así como nuestros ritmos circadianos.
  • Bonus track: El vino es bueno para la salud, no así los licores ni la cerveza. Los antioxidantes productos de la fermentación del vino son  privativos de su proceso y no se comparten con otros procesos de fermentación o destilación.
    • Aún así, los alcoholes consumidos en moderación aumentan los niveles de HDL (el colesterol bueno), que es beneficioso en la prevención de afecciones al corazón.
Enhanced by Zemanta

Pelar ajos en segundos

29 Sep

Dieta para gozadoras de la comida

15 Aug
Lunch at Country Life by wmshc_kiwi
Lunch at Country Life, a photo by wmshc_kiwi on Flickr.

Una de las peores cosas que nos puede pasar a quienes disfrutamos de la comida, es que nos toque entrar en un cambio de hábito de alimentación para preservar nuestra salud (las dos nos preparamos para intervenciones quirúrgicas).

Nos ha tocado aquello.
Hemos hecho lo mejor posible para mantener el sabor de las comidas, respetando una disminución de la carga calórica y grasa.

Nuestras decisiones:
– Cortamos el alcohol. Sin cerveza, sin vino, sin destilados ni fermentados. Tomamos té frío endulzado con stevia. Cuando salimos pedimos agua o bebidas light.
– Cortamos los snacks azucarados. Sin galletas, chocolates o similares. El snack es un yoghurt, o fruta (o, nuestra forma favorita -herencia de nuestra gran amiga Andrea, yoghurt sobre frutas del bosque frias). También hacemos regularmente fruta cocida con hartas especias, que aprovechamos para postre/snack y para jugo.
– Disminuimos el consumo de pan, o lo reemplazamos por mejores alternativas. Dos tostadas al desayuno por cada una, una con quesillo y jamón de pavo y otra con queso crema casero y mermelada. Para “antojos” de pan usamos galletas de soda o crackers con queso crema light casero o alguna verdura encima.

Con estos cambios, nuestras comidas quedan más o menos así:
– Wraps de verdura con salsa de yoghurt: bastoncitos de pepino, tomate, palta. Eventualmente con atún o jamón de pavo en hilitos. El aderezo de yoghurt natural, sal y ciboulette. 2 por persona.
– Sopa de papita topinambur y puerro. Receta propia.
– Blanquillo al vapor con salsa de menta y limón, acompañado con ensalada de zapallo italiano con aderezo “El huerto”.
– Ensalada de vegetales verdes, zanahoria, pepino y semillas de zapallo. Aderezo thai.
– Piña fresca.
– Pollo salteado con verduras al wok.
– Tofu marinado en salsa de soya y con cubierta de sésamo.
– Tortilla de zanahoria, de acelga o de arroz.
– Charquicán (sin huevo).
– Guiso de lentejas (sin embutidos).
– Sopa de zapallo con zanahoria.
– Ensalada de apio con palta y atún. Vinagreta básica de oliva, harto limón y sal.

Así no sufrimos. Tratamos de mantener nuestras comidas lo más coloridas posible y con las máximas texturas, en un esquema de proteínas con verduras. Evitando, lo más posible el queso, la crema y las pastas.

Amooooor, no hay clavo

29 Jun

Creo que hasta estas alturas ha sido relativamente claro que la genio creativa en la cocina es makitamc. Yo me especializo en la mise en place cuando más.

Figuraba yo pelando y cortando una selección de pomáceas para hacer cocidas (tarea que le es muy poco atractiva a mi mujer). Ella ya me había dicho que las hiciera con canela y clavo de olor. Me lanzo a la tarea y sale como sigue:

  • Yo, desde la cocina: Amooooor,  no hay clavo (pensando yo que con la canela deberá bastar).
  • Uhh…. ¿y si le pones otra cosa? (camina desde donde estaba hacia la cocina)… oye… ¿y si le pones jengibre? ah…. ¡y por qué no cardamomo! uhh… ¿y le pusiste la miel ya?. ¡Ponle!
  • -(Ya conciente que la preparación ha cambiado de mano, bajo la miel).
  • Ya, mira… (Agarra la miel ella misma y se la echa a la olla, dos cucharadas grandes)…
  • Jajaja…fíjate como le pongo las cosas… sin siquiera mover un dedo.
  • No te burles de mí, oye. -Uh… cuatro semillitas de cardamomo, no…¡mejor cinco! ahhhhhhh ¿y cómo quedará con chai? ¡Te apuesto que quedaría la raja! (rebusca entre nuestras variedades de chai, los dos que son sólo la mezcla de especias, sin el té agregado),  espolvorea una cucharadita de polvo de mezcla chai al agua. ¡Que rico!. Uhmmm…si, creo que con el jengibre quedaría muy picante.
  • ¿Y ciruelas secas no? (digo, por si prende)
  • No, pero para la otra vez.


En nuestra casa no existe lo normal, tampoco existe lo “simplecito”, por lo menos no con mi mujer alrededor. De más está decir que quedó muy rico.

Liguria vs Coquinaria

3 Feb

Yo sé, puede que ud. encuentre que no tienen punto de comparación, pero le contamos igual nuestra experiencia.

Uno de estos días, fuimos a Santiago por un trámite bastante corto, llegamos a la hora de almuerzo y fuimos a nuestro ya querido Coquinaria. El menú de almuerzo era entrada de salmón ahumado con rabanitos, edamame y chutney de mango, fondo de lasaña de mariscos (hasta pulpo incluido) y postre de brownie de chocolate con helado de maracujá y frutos del bosque frescos. Nos tomamos un par de limonadas con menta (ellos insisten en que además tiene jengibre, pero eso no se lo validamos nosotras al menos) y un agua mineral ($1.400; U$D 3). Al ser menú de almuerzo, se tenía que escoger entre entrada+fondo o fondo+postre; como íbamos las dos, pedimos una combinación cada una y comimos de todo un poquito, incluso rehusamos el café que estaba incluido en el precio. El total para todo eso, 17.000 (U$D 35). Nosotras fascinadas. Cuando la comida es buena, se paga con gusto.

En la tarde, antes de irnos, andábamos cerca del renombrado Liguria y entramos para conocerlo. Entretenido el local, pero los precios no tienen nada que ver con la calidad esperable por ese monto. Tomamos un par de schop de Estella Artois a $2.800 pesos (U$D 6), una fanta y una “pichanga a la chilena” que decía que era para dos personas ($7.800; U$D 16). Lo que trajeron era un plato de pan cubierto con lonjas de salami, lengua, arrollado, jamón, media palta, pickles, aceitunas negras y unos cortes de queso laminado (cada uno de estos ingredientes habrán tenido entre 4 y 6 lonjas cada uno). El total, $14.000 pesos chilenos (U$D 28).

Por 4 mil pesos más comimos opíparamente al almuerzo, con una atención espectacular, un mêtre estereotípico (que puede ser bueno o malo) y además en un local donde mi mujer aprovechó de comprar unos caldos líquidos concentrados de carne y verduras que son espectaculares. Ninguno de los dos lugares son para hacer colación todos los días, pero al menos, Coquinaria hace rendir el precio.

Amsterdam, Holland 2010: Food for life

10 Nov

Nos encanta el food pr0n

Herbs – growing basil from seed

11 Oct
Basil plant leaves.
Image via Wikipedia

Herbs – growing basil from seed | How to | Projects | BBC Gardeners’ World.

Queremos tener nuestras propias hierbas en la casa. Albahaca, menta y ciboulette van a ser nuestros primeros experimentos.

Enhanced by Zemanta

En La Serena

12 Sep

Hace unas semanas fuimos a La Serena. Hicimos lo que se hace en La Serena: comer mariscos y caminar por la Avda. del Mar, ambas cosas a saciedad.

No fuimos por las picadas que están en Peñuelas, que yo ya habìa probado, sino que nos fuimos por los restaurants que nos llamaron la atención cuando caminábamos. Terminamos comiendo en 4 lugares:

  1. La Tabla: (foto abajo) Llegamos a las 5pm cuando no había nadie, excelente atención. Pedimos el inevitable Serena Sour (foto abajo), ceviche, yo pedí un plato surtido de mariscos fríos (machas, jaiba, ceviche, ostiones, locos) y mi mujer pidiò algo parmesano. Luego nos sugirieron una torta de merengue lúcuma que nos dejó casi en coma insulínico porque estaba muuuuy dulce y que apenas pudimos terminar entre las dos por el tamaño. Precio estándar, ni de picada ni de restaurant top. Todo fresco. Ambientes separados de fumadores y no fumadores.
  2. Huentelauquén: fuimos en una noche en un grupo de 8. Me parece que es más famoso de lo que debería. La atención que nos tocó no era muy diligente que digamos. La separación con los fumadores no era muy eficiente, habían varias mesas que estábamos demasiado cerca de la puerta al humo y para servir a los fumadores debían pasar por los no fumadores, paseando el olor. Yo pedí una botella de vino, no tenían Chardonnay, sólo Sauvignon Blanc locales (de la IV Región)…al final Tabalí acabó siendo bastante bueno. Comimos empanadas de mariscos, mi mujer pidió un pisco sour (que me comentó que era el que más contenido alcohólico tenía de todos los sours que se tomó en La Serena, el resto eran “juguitos”), pedimos pasta y un plato caliente de mariscos. Los platos eran grandes y la comida buena, pero uno o dos mil pesos por sobre el promedio de los otros restaurants. Hubiese tenido mejor atención, quizá los hubiese valido por la ambientación.
  3. Mia Pizza: fuimos a la hora de almuerzo, no pudimos sentarnos en terraza no fumador porque estaba lleno, pero había sector no fumador adentro, cerca del bar. Nos saluda o el dueño o el administrador, que se quedó visible durante todo el tiempo. Yo pedí una ensalada de camarones y jaiba con pepino y tomate sobre endibias (foto abajo) y mi mujer un plato de pasta con fungi (foto abajo). Una atención muy cordial y presta (aunque para ser justa había sobrepoblación de meseros donde estábamos nosotras). Luego nos volvieron a ofrecer torta de merengue-lúcuma que nos aseguraron era la mejor de la IV región. Probamos. Definitivamente era mejor que la que habíamos comido anteriormente, más sabor, menos azúcar (y menos porción también, hay que decirlo). Los precios eran un poco más baratos que en los otros lugares.
  4. Restaurant del Hotel Campanario del Mar: era nuestro último día y extrañamente ya no queríamos tanto marisco. Nos metimos a la hora de almuerzo y éramos las únicas. También tienen separación fumador/no fumador que no pudimos falsear por la falta de otrxs comensales. Yo pedí una ensalada griega (que hicieron con queso de cabra y buenos ingredientes) y mi mujer una media docena de empanaditas queso-camarón (que no tenían en cantidad para surtir la orden y reemplazaron una emp. camarón con dos de queso y no nos dijeron hasta que le pegamos la mascada). Pedimos jugos y eran exprimidos ahí mismo, muy frescos. De postre, pie de limón, que estaba muuuy rico y muy bien presentado (foto abajo), con el sabor ácido perfecto de la crema y sin demasiado merengue.

This slideshow requires JavaScript.

Bonus track: cuando andábamos de turistas por la recova, un locatario nos recomendó que fuéramos al “Tintos y blancos” una linda tienda donde vendían buenos piscos (nos compramos un MalPaso 40º) y vinos de todos los rangos. Nos compramos un curioso ensamblage de rosé+cabernet orgánico de Torres, un Passito (que ya tomamos y olía a miel pura). Los empacaron muy bien para avión, poniéndole envoltura de burbujas a cada uno.

Soda Pop (via Not Dabbling In Normal)

1 Aug

Receta de Ginger Ale!!
oh yess…

Soda Pop In spirit of those of you that have not the taste for alcoholic beverages (hic!) I'm here to share some basic recipes for making soda pop at home! What could be better than a frosty ginger ale to help cool off during these hot summer days? If ginger's not your thing, how about a lemon-lime soda or an orange-ade? The combination is unlimited so long as your imagination is put to good use. The best part is it's all homemade so you're avoiding massi … Read More

via Not Dabbling In Normal